He celebrado la Navidad toda mi vida, pero aún no entiendo por qué vino Jesús al mundo. ¿Me lo podría explicar?

http://www.gracia.org/recursos.aspx?p=a&article=357

Gracia a Vosotros :: Desatando la Verdad de Dios, Un Versículo a la Vez.

He celebrado la Navidad toda mi vida, pero aún no entiendo por qué vino Jesús al mundo. ¿Me lo podría explicar?

Escritura: Romanos 6:23; 2 Corintios 5:17; Colosenses 1:17

Código: QA71

¿Quién fue ese niño en el pesebre? Dios. Lo vemos claramente ahora. ¿Pero, por qué se hizo hombre; porque nació en circunstancias tan humildes; y por qué dejo que lo trataran de la manera que lo hicieron? ¿Por qué razón Jesús, mientras que existió “antes de todas las cosas (Colosenses 1:17) y teniendo “en todo…la preeminencia” (v. 18), estuvo de acuerdo en venir al mundo en forma de un bebé, sufrir el abuso que sufrió y morir de una manera tan dolorosa? El apóstol Pablo lo dice bien claro: “Por cuanto agradó al Padre que en Él habitase toda plenitud, y por medio de Él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz” (v. 19-20).

Lo hizo para traer paz entre Dios y el hombre. Dios odia el pecado de la humanidad con razón. Todos hemos pecado -y lo hemos hecho repetidamente. Pero Él amó aún a pecadores como nosotros de tal manera que entregó a Su propio Hijo para que viviera en la tierra, muriera en la cruz y llevara el peso del pecado en Su cuerpo, aguantando la completa ira de Dios—ira que es merecida por los pecadores. Él pagó la deuda para restaurar la paz entre Dios y el pecador. No se hubiera podido hacer de ninguna otra manera.

Es por eso que la Navidad es principalmente una celebración del amor de Dios hacia la humanidad. El bebé en el pesebre es más que solamente un tierno niño. Es la imagen expresa de Dios. Él vino en forma humana para poder llevar en ese cuerpo el pecado del mundo entero. Él hizo posible el regalo de Dios—la vida eterna (Romanos 6:23). Éste es el resumen del mensaje de la Navidad.

No se pierda en el gran alcance de todo esto. La encarnación de Dios en Jesucristo no significa nada si no es personal. Éste es el mensaje de la Navidad para usted: Él vino al mundo, se encarnó y murió en la cruz para cargar con nuestro pecado, pagar la deuda por la iniquidad, para eliminar la culpabilidad.

Éste es el perdón que le ofrece a usted. Jesús vino para perdonar a pecadores y traerlos a Su presencia por la virtud del sacrificio de Su propia muerte. ¿Desea Su perdón y añora poder conocer el abrazo amoroso de Dios?

Usted necesita responder.

Específicamente, Dios lo llama a responder en fe. Deje a un lado su pecado para voltear y seguirlo a Él. Crea que Él ha perdonado su pecado y confíele su vida (Juan 3:18, 36). Sígalo sin reservas. Jesucristo tiene que tomar Su lugar como Señor -el primer lugar en todo (Colosenses 1:18). Sométase a Aquel que creó todo; y Él lo hará una nueva criatura, moldeada en Su imagen, con nuevos deseos y un nuevo corazón (2 Corintios 5:17).

Si responde a la oferta de perdón que le hace Dios en Cristo, esta Navidad será un tiempo para celebrar verdaderamente, ya que habrá recibido el mayor regalo que usted puede recibir, “siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús” (Romanos 3:24).

Para más información sobre este tema, escuche el mensaje de John MacArthur titulado: Despojaos de lo viejo, vestíos de lo nuevo.

Disponible sobre el Internet en: http://www.gracia.org
DERECHOS DE AUTOR © 2011 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la  política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cita

Frase de Spurgeon

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Escuela Dominical. Curso 2017-2018

Nos complace informarles que el domingo día 1 de octubre dará comienzo el nuevo curso 2017-2018 de la Escuela Dominical para niños de todas las edades en horario de 11:00 a 11:45.

Les esperamos.

Niños en la escuela

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cómo combatir la ansiedad. Devocional por John Piper

Cómo combatir la ansiedad

Echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de vosotros. (1 Pedro 5:7)

Salmos 56:3 dice: «El día en que temo, yo en ti confío».

Notemos que no dice: «nunca tengo problemas de sentir temor». El temor nos golpea y la batalla empieza. La Biblia no supone que los verdaderos creyentes no tendrán ansiedad. Más bien, la Biblia nos enseña a luchar contra ella cuando nos golpea.

Por ejemplo, 1 Pedro 5:7 dice: «Echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de vosotros». No dice que nunca tendremos ansiedad; por el contrario, dice que, cuando la tengamos, la echemos sobre Dios. Cuando el lodo nos salpique en el parabrisas y perdamos de vista temporalmente el camino y empecemos a desviarnos en ansiedad, encendamos el limpiaparabrisas y usemos el líquido limpiador.

Así que esta es mi respuesta a aquellos que luchan día a día contra la ansiedad: eso es bastante normal. Al menos para mí lo es, y así lo fue desde mis años de adolescencia. La cuestión es la siguiente: ¿cómo luchar contra ella?

La respuesta a esa pregunta: luchamos contra la ansiedad al batallar contra la incredulidad y por la fe en la gracia futura. La manera en que peleamos esta «buena batalla» es meditando en las garantías que Dios nos da acerca de la gracia venidera y pidiendo ayuda a su Espíritu.

El limpiaparabrisas es la suma de las promesas de Dios que barren el lodo de la incredulidad, y el líquido limpiador es la ayuda del Espíritu Santo. La batalla para ser libres del pecado se pelea «mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad» (2 Tesalonicenses 2:13).

La obra del Espíritu y la Palabra de verdad: esos son los grandes edificadores de la fe. Sin la obra ablandadora del Espíritu Santo, los limpiaparabrisas de la Palabra tan solo arañarían por encima los enceguecedores terrones de la incredulidad.

Ambos son necesarios —el Espíritu y la Palabra—. Leemos las promesas de Dios y oramos pidiendo la ayuda de su Espíritu. Y a medida que el parabrisas se limpia para permitirnos ver el bien que Dios tiene planeado para nosotros (Jeremías 29:11), nuestra fe se fortalece y el camino que la ansiedad ha torcido se endereza.


Devocional tomado del libro Future Grace” (Gracia Venidera), página 56

Artículo compartido de la página: Soldados de Jesucristo. Solid Joys en Español. Desiring God. http://solidjoys.sdejesucristo.org/

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Vacaciones Escuela Dominical

Buenos días.

Les informamos que el pasado domingo día 25, tuvimos la clausura de la Escuela Dominical, curso 2016-2017. Esto quiere decir que:

¡¡La Escuela Dominical se va de vacaciones!!

Saludos fraternales.

Imágenes-animadas-de-Felices-Vacaciones-de-invierno-6

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

“La Gloria de Dios”. John Piper. Devocional nº 5: La consumación de todas las cosas.

La consumación de todas las cosas.

(Transcripción)

Sea bienvenido al último día de nuestra serie de cinco días de devocionales sobre la gloria de Dios.

Vamos, entonces, a resumir lo que hablamos y después finalizar con algo realmente grandioso.

            Nosotros fuimos creados para la gloria de Dios y debemos vivir para su gloria, o sea, para hacerlo ver tan glorioso como Él realmente es. Segundo día: todos nosotros fallamos en hacer eso. Amamos la gloria de otras cosas, especialmente nuestra propia gloria, más de lo que amamos la gloria de Dios. Eso es llamado de pecado. Estamos en apuros. Tercer día: Dios no nos abandonó a nuestros problemas. Él envió a su Hijo al mundo, el objetivo de eso era vindicar su gloria al salvar personas que pisotearon su gloria. Es sobre eso que trata la cruz. Cuarto día: tú te conectas a eso solamente por la fe en Jesucristo. Y fe, según Romanos 4:20, es lo que glorifica a Dios, porque muestra que Él es digno de confianza, lo que nos trae al quinto día y a la consumación de todas las cosas.

            Dios tendrá éxito en el propósito para el cual Él creó al mundo. Habacuc 2:14: “La tierra se llenará del conocimiento de la gloria del Señor, como las aguas cubren el mar”. Toda injusticia, todo lo que desprecia a Dios, que ignora a Dios, que desdeña la gloria de Dios, será lanzado afuera en oscuridad eterna, y los únicos restantes serán aquellos que engrandecen la gloria de Dios. Pero hay más. Romanos 8 habla sobre la creación en sí. Romanos 8:18 dice: “Pero tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son compatibles con la gloria que en nosotros será revelada. La ardiente expectativa de la creación aguarda la revelación de los hijos de Dios. Pues ella fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad sino por causa del que la sujetó en la esperanza de que la creación será libertada de la esclavitud de corrupción en la que se encuentra”, y aquí viene, “para recibir o heredar la libertad de la gloria de los hijos de Dios”. Toda la creación, todo el universo, todos los planetas, todas las estrellas, recibirán la libertad de la gloria de los hijos-¡somos nosotros! La creación es secundaria. Los seres humanos creados a la imagen de Dios son primarios. Nosotros seremos glorificados y conformados perfectamente a Jesús, y entonces la creación, en clímax, será transformada en un lugar adecuado para nosotros- un nuevo cielo y una nueva tierra glorificados para los hijos, que ahora, son gloriosos. De acuerdo con Jesús en Mateo 13:43, tú brillarás como el sol en el reino del Padre. C.S. Lewis dijo que si no estuviéramos santificados, seríamos tentados a curvarnos y a adorarnos los unos a los otros en el cielo. Pero conoceremos mejor a nuestro Dios en aquellos días.

            Entonces, aquí está mi palabra de cierre: si tú estás intentando vivir para la gloria de Dios, y poquísimas personas están entusiasmadas con aquello para lo que estás viviendo, tú tienes una esperanza de que un día tu vida será vindicada y tú serás tragado en un nuevo cielo y una nueva tierra que te traerán alegría eterna y vindicación eterna. Entonces, no te desanimes de confiar en Jesús y de a cada día ser conformado a su gloriosa vida de amor.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

“La Gloria de Dios”. John Piper. Devocional nº 4: ¿Cómo es una vida rescatada?

¿Cómo es una vida rescatada?

(Transcripción)

          He aquí donde nos quedamos: Dios nos creó para su gloria, y por tanto, nuestro deber y destino es vivir para su gloria. Segundo día: todos nosotros fallamos, sin excepción. Amamos la gloria de los hombres más que la gloria de Dios. Tercer día: Dios hizo algo con respecto a eso. Él no nos descartó simplemente, sino que envió a su Hijo al mundo para llevar nuestras fallas en vivir para su gloria, o sea, nuestro pecado, y para vindicar su propia gloria.

           Y ahora, estamos en el cuarto día: ¿Cómo vives en vista de esa salvación? Tú confías en Él, tú confías en Él. Somos justificados por la fe, independientemente de las obras de la ley. Depositamos nuestra fe en Jesús, quitamos nuestros ojos de todas nuestras fallas en vivir para su gloria y decimos: “Jesús, tú eres mi única esperanza” y confiamos en Él. Y entonces, analizamos el ejemplo de Abraham en Romanos 4:20, que dice que él “no dudó ni fue incrédulo… sino que fue fortalecido en su fe, dando gloria a Dios”, y aprendemos que confiar en Jesús es glorificar a Dios. Cuando tú te apegas a alguien como tu única esperanza, muestras que él es fuerte y que tú eres débil, que él es rico y que tú eres pobre. Entonces, queremos que Dios sea exhibido como grandioso y queremos vivir para su gloria, y ahora sabemos que fue confiando en sus promesas que Abraham glorificó a Dios.

           Y una cosa más. Cuando tú preguntas: “¿qué significa confiar en él? ¿Qué está en el centro y en la esencia de la confianza?”. Y aquí está una parte crucial: confiar en Dios es verlo como glorioso y estar satisfecho en Él. Entonces, vamos para 2ª Corintios 3:18: “todos nosotros, mirando a cara descubierta, contemplando la gloria del Señor, … somos transformados de gloria en gloria”.

          Entonces, es así como tu vida empieza a ser transformada. Eso se llama santificación. Siendo así, confiamos en Jesús, es decir, vemos, nos apegamos y valorizamos su gloria, y poco a poco, nos tornamos parecidos con lo que valorizamos, parecidos con lo que adoramos. Y ver la gloria de Jesús en la cruz salvándote, ver la gloria de Dios en la obra de salvación y a través de la obra de salvación, empieza a transformarte en un tipo de persona que ama la gloria de Dios más que cualquier otra cosa. Y eso, por lo tanto, te llevará a cortar las raíces del pecado, y te mantendrá en un camino de amor y santidad.

         Entonces, terminaremos mañana con la consumación de todas las cosas para la gloria de Dios. Pero hoy, medita en la gloria del Señor, apégate a su gloria, valorízala, para que seas progresivamente conformado a su imagen

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

“La Gloria de Dios”. John Piper. Devocional nº3: Jesús vino al mundo.

Jesús vino al mundo.

(Transcripción).

Hoy, pasamos al acto de Dios de salvarnos de la confusión en la cual nos metimos, por causa de nuestro caso de amor con la gloria de los hombres, en vez de la gloria de Dios.

Y 1ª Timoteo 1:15: “Esta afirmación es fiel y digna de toda aceptación: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar pecadores”, para salvar personas que lanzaron su gloria a la basura. Y establecemos la conexión de esta forma: 2ª Corintios 4:4, “El dios de este siglo”, que es Satanás, “cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no vean la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios”. ¡Entonces, aquí el evangelio es llamado “el evangelio de la gloria de Cristo”!

Entonces lo que ocurre es que Dios, al enviar a Cristo para morir en nuestro lugar, no apenas nos rescata de nuestra falla de vivir para su gloria; sino que en aquel exacto momento, Él está manifestando el ápice de su gloria. El más glorioso acto que Dios realizó o realizará jamás, es amarnos enviando a su Hijo para vindicar su gloria, para rescatarnos de nuestra falla de vivir para su gloria.

Permítame ofrecerle otro texto que nos expresa la belleza y la gloria de esa salvación: “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús. Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me libertó de la ley del pecado y de la muerte. Porque lo que era imposible para la ley, por estar debilitada por la carne, Dios lo hizo”, y aquí va: “Dios lo hizo, enviando a su propio Hijo, en semejanza de carne de pecado, y así condenó el pecado en la carne”. Ahora, ¿de quién era el pecado que Él condenó? Jesús no tenía pecado. ¡Fue el mío! Dios condenó mi pecado en la carne. ¿En la carne de quién? ¡No en la mía! ¡Mira, yo estoy sentado delante de ti, no estoy en el infierno! ¿Era la carne de quién? Era la carne de Jesús. Ese es uno de los pasajes más claros, Romanos 8:3 sobre el castigo dado por Dios a su propio Hijo, por amor a mí, para que mis pecados recibieran el debido castigo, su gloria fuese vindicada, y yo andase en alegría perpetua.

Entonces, contempla hoy la libertad que Dios te ofrece, mediante el perdón, mediante la justificación, y mediante la sustitución de su Hijo por ti. Para que todas tus fallas en vivir para la gloria de Dios puedan ser, y son, mediante la fe, perdonadas.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

“La Gloria de Dios”. John Piper. Devocional nº2: Nuestra falla en vivir de acuerdo con el propósito para el cual Dios nos creó.

Nuestra falla en vivir de acuerdo con el propósito para el cual Dios nos creó.

(Transcripción).

Ayer, hablamos de que Dios nos creó para su gloria, y tenemos, por tanto, el deber de vivir para su gloria.

Hoy avanzamos para la mala noticia, que está en Romanos 3:23: “Porque no hay diferencia, pues todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios”. Entonces, Pablo establece la conexión entre el pecado y la gloria de Dios, y él usa esa palabra “destituidos”, que significa literalmente que todos pecaron y carecen de la gloria de Dios, no tienen la gloria de Dios, y quiero cuestionar en qué sentido todos nosotros, pecadores, no tenemos la gloria de Dios. No pienso que se trata esencialmente del hecho de que no soy tan glorioso cuanto debería, algo como “yo no soy un dios, soy apenas un ser humano común”. Antes está ligado a Romanos 1:23, que dice: “ Diciéndose sabios, se hicieron locos y cambiaron la gloria del Dios inmortal por imágenes hechas según la semejanza del hombre mortal”, como la que vemos reflejada en el espejo – es así que me lo imagino.

Entonces, pienso que Romanos 3:23 es explicado por Romanos 1:23, y que la explicación fundamental es que a pesar de que nosotros fuimos hechos para amar la gloria de Dios, estar satisfechos con la gloria de Dios, reflejar la gloria de Dios, miramos para esta gloria y dijimos: “Creo que me gusta más mi imagen en el espejo que Dios, entonces voy a dedicar todo mi tiempo a mi perfeccionamiento, viviendo para mí mismo”. Esta es la esencia del pecado. Entonces, comprender la gloria de Dios como el objetivo de la creación, nos revela la seriedad de nuestro pecado. De hecho, si sigues la lectura de Romanos, hasta el capítulo 6: “Pues la paga del pecado es la muerte”, y esta muerte es eterna.

Entonces, te dejaré con la mala noticia de hoy. Yo sé que eso no es agradable, no nos gusta ir al trabajo o cuidar de nuestros negocios durante el día conviviendo con malas noticias, pero creo que usted puede percibir la solución para eso, porque Dios vendrá mañana; Pero, por ahora, vamos a ponderar a respecto de las diversas formas por las cuales hicimos ese cambio. Nosotros contemplamos la gloria de Dios – si vivimos de acuerdo con esta gloria y si amamos esta gloria – y entonces miramos para otras cosas y dijimos: “No, creo que prefiero otras cosas que la gloria de Dios”. Esa es la esencia del pecado, y ese es el motivo por el cual nosotros y el mundo estamos tan mal como estamos.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

“La Gloria de Dios”. John Piper. Devocional nº1: ¿Por qué Dios nos creó?

¿Por qué Dios nos creó?

(Transcripción)

Dios nos creó para Su Gloria. Esto está en Isaías 43:6-7. “Traed mis hijos de lejos, y mis hijas de las extremidades de la tierra, a todos los que… he creado para mi gloria”. Lo que no significa que Él nos creó para aumentar su gloria, sino para revelar y ofrecer Su gloria para nosotros como un regalo para nuestro deleite. Lo que significa, entonces, si vas a 1ª Corintios 10:31, un texto que mis padres siempre compartían conmigo cuando yo era un niño: “Johnny, sea que comas o que bebas o hagas cualquier otra cosa, hazlo todo para la Gloria de Dios”.

Entonces tenemos aquí su propósito: Dios nos creó para su gloria, o sea, para magnifica, revelar y exhibir su grandeza, y entonces Él nos dice: “Vivan de esa manera, vivan de manera que Dios sea engrandecido”. Entonces, tenemos el designio de Dios al crearnos para su gloria, y nuestro deber fluyendo de eso.

Entonces, la pregunta clave que podemos dejar para este primer día tal vez sea: ¿Cómo puedo ir al trabajo hoy?, ¿Cómo puedo cuidar mi casa hoy?, ¿Cómo puedo educar mis hijos hoy para la gloria de Dios?, ¿Cómo puedo comer pizza o tomar jugo de naranja para la gloria de Dios?”. Y la respuesta ciertamente sería que al confiar en Dios manifestamos que Él es confiable y cada aspecto de nuestras vidas estará entregado a Él hoy.

Somos apenas niños y Él es todo-suficiente, y cuando confiamos en Él, y mostramos que Él es grande, y Él te creó para disfrutar de esa gloria, y yo intento dejar eso claro en todo lo que digo, que Dios es más glorificado en ti cuando estás más satisfecho en Él. Entonces, pienso que tu mayor desafío hoy es estar lo más satisfecho posible en Dios. Entonces, este es mi desafío y mi oración por ti: Que Dios te permita ver que fuiste hecho para su gloria; que tu deber más profundo y fundamental es vivir una vida que glorifique a Dios, y que la forma fundamental para hacer eso es luchar por mayor satisfacción en su gloria, de modo que eso domine las otras satisfacciones pecaminosas.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario