Hijos sabios que han cogido el consejo de sus padres.

Hoy me gustaría escribir un poquito sobre nuestros amados hijos, ya que en nuestra vida son una de las principales bendiciones que Dios nos ha dado.
Viendo como están hoy en día muchísimos jóvenes sentimos una gran tristeza. Sólo parece que sus vidas las llenan los famosos botellones, el alcohol y las drogas además de tener sexo continuamente y con diferentes parejas etc. No quiero decir que todos sean igual, ya que gracias a Dios hay otros muchísimos jóvenes que no tienen esas prácticas y entre los cuales se encuentran los nuestros. Ellos desde muy pequeños fueron instruidos en los caminos del Señor, fueron obedientes y desde muy pequeños se pusieron en las manos del Señor para que El les guiase por las sendas rectas. Hay un versículo en la Biblia que dice “EL HIJO SABIO RECIBE EL CONSEJO DEL PADRE; más el burlador no escucha las reprensiones”. Proverbios 13:1.

Estimados lectores que en estos momentos leen este pequeño testimonio de una madre que está sumamente agradecida al Señor por estos tres hijos maravillosos que tenemos, quiero decirles que no tengan temor de corregir a sus hijos ya que como también dice la Santa Biblia “NO REHÚSES CORREGIR AL MUCHACHO; PORQUE SI LO CASTIGAS CON VARA, NO MORIRA” Proverbios 22:1 y también «MUCHO SE ALEGRARÁ EL PADRE DEL JUSTO, Y EL QUE ENGENDRA SABIO SE GOZARÁ CON EL. ALÉNGRENSE TU PADRE Y TU MADRE, Y GÓCESE LA QUE TE DIO A LUZ” Proverbios 23:24-25.

Por último quiero dejar este que dice “CORRIGE A TU HIJO, Y TE DARÁ DESCANSO Y DARÁ ALEGRIA A TU ALMA” Proverbios 29:17. Creo que no necesito añadir nada más ya que la palabra de Dios es lo suficientemente explicita al respecto, sólo decirles que realmente es hoy un gran descanso ver como nuestros consejos no han sido en vano. Ojalá los jóvenes de nuestra sociedad puedan tener unos padres amorosos que les puedan ayudar con sus problemas y ellos también tengan un corazón receptivo para COGER LOS CONSEJOS DE SUS PADRES.

Loli Ramírez.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *