SER AGRADECIDO

Siempre me ha gustado agradecer el bien que me hacen y si puedo hago un regalo dependiendo del favor recibido. Me encanta que la persona se sienta feliz por mi reconocimiento.
En el librito NUESTRO PAN DIARIO He leído cuán importante es hacer saber a la otra persona o personas nuestro agradecimiento por algún favor recibido. Desgraciadamente no todo el mundo es así, a veces, muchas veces, hemos dado todo por alguien que no ha sabido valorar nuestra entrega, nuestro favor y nuestro cariño en situaciones límite, o simplemente en algo que él o ella no podían hacer. En la palabra de Dios, LA SANTA BIBLIA, dice en Colosenses 3:15 «…..Y sed agradecidos». Bien sabia el apóstol Pablo que algunas veces nos olvidamos de los favores recibidos.
Por lo tanto pensemos no ya solamente en las personas que nos rodean sino en alguien mucho más importante, nuestro Señor Jesucristo que lo dejó todo por venir a Salvarnos. Cuantas veces nos olvidamos de Él y de Su gran sacrificio a nuestro favor. Me pregunto cómo debe sentirse nuestro Señor cuando no le damos las gracias, cuando no le tomamos en cuenta en nuestra vida, cuando no contamos con Él para tomar decisiones pequeñas o importantes.
Como ya saben soy madre de tres hijos, y me encanta ver que ellos nos agradecen cosas que hacemos por y para ellos. Es una alegría que reconozcan nuestro esfuerzo, nuestro amor, nuestra ayuda. Por eso les invito a pensar sobre esto y dar siempre las gracias por todo al Dios y Padre que está en los cielos.
Termino con unas palabras de Nuestro Pan Diario que dicen: LA GRATITUD SILENCIOSA NO LE SIRVE DE NADA A NADIE.

Saludos cariñosos para todos

Loli.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *