“La Gloria de Dios”. John Piper. Devocional nº1: ¿Por qué Dios nos creó?

¿Por qué Dios nos creó?

(Transcripción)

Dios nos creó para Su Gloria. Esto está en Isaías 43:6-7. “Traed mis hijos de lejos, y mis hijas de las extremidades de la tierra, a todos los que… he creado para mi gloria”. Lo que no significa que Él nos creó para aumentar su gloria, sino para revelar y ofrecer Su gloria para nosotros como un regalo para nuestro deleite. Lo que significa, entonces, si vas a 1ª Corintios 10:31, un texto que mis padres siempre compartían conmigo cuando yo era un niño: “Johnny, sea que comas o que bebas o hagas cualquier otra cosa, hazlo todo para la Gloria de Dios”.

Entonces tenemos aquí su propósito: Dios nos creó para su gloria, o sea, para magnifica, revelar y exhibir su grandeza, y entonces Él nos dice: “Vivan de esa manera, vivan de manera que Dios sea engrandecido”. Entonces, tenemos el designio de Dios al crearnos para su gloria, y nuestro deber fluyendo de eso.

Entonces, la pregunta clave que podemos dejar para este primer día tal vez sea: ¿Cómo puedo ir al trabajo hoy?, ¿Cómo puedo cuidar mi casa hoy?, ¿Cómo puedo educar mis hijos hoy para la gloria de Dios?, ¿Cómo puedo comer pizza o tomar jugo de naranja para la gloria de Dios?”. Y la respuesta ciertamente sería que al confiar en Dios manifestamos que Él es confiable y cada aspecto de nuestras vidas estará entregado a Él hoy.

Somos apenas niños y Él es todo-suficiente, y cuando confiamos en Él, y mostramos que Él es grande, y Él te creó para disfrutar de esa gloria, y yo intento dejar eso claro en todo lo que digo, que Dios es más glorificado en ti cuando estás más satisfecho en Él. Entonces, pienso que tu mayor desafío hoy es estar lo más satisfecho posible en Dios. Entonces, este es mi desafío y mi oración por ti: Que Dios te permita ver que fuiste hecho para su gloria; que tu deber más profundo y fundamental es vivir una vida que glorifique a Dios, y que la forma fundamental para hacer eso es luchar por mayor satisfacción en su gloria, de modo que eso domine las otras satisfacciones pecaminosas.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *