Versículo para hoy.

1 Corintios 2.9

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Dios nunca ha rehusado llevar tus cargas. C.H. Spurgeon.

Él tiene cuidado de vosotros (1 Pedro 5:7).

La aflicción se mitiga al persuadirnos de que Dios cuida de nosotros. Cristiano, no deshonres tu profesión mostrando siempre un rostro que revela preocupación. Ven, echa tu carga sobre tu Señor. No tambalees más bajo un peso que tu Padre no sentiría si lo tuviese sobre Él. Lo que para ti es una carga aplastante, sería para Él como una imperceptible partícula de polvo sobre una balanza. ¡Oh hijo del sufrimiento!, sé paciente, Dios no te ha pasado por alto en su providencia. Él, que alimenta a las aves, te dará lo que necesitas. No desesperes, espera siempre. Toma las armas de la fe para hacer frente a cualquier tribulación, y así tu heroica resistencia podrá fin a tus dolores. Hay uno que sin cesar te cuida; su mirada está fija en ti; su corazón late de piedad por tu dolor, y su mano omnipotente te dará sin tardar la ayuda necesaria. Las más oscuras nubes derramarán lluvias de misericordia. Las más densa tinieblas darán lugar a una luminosa mañana. Si eres miembro de su familia, Él mismo vendará tus heridas y sanará tu quebrantado corazón. Que la tribulación no te haga dudar de su gracia, antes bien te haga comprender que Él te ama tanto en el tiempo de la bonanza como en el de la angustia ¡Qué vida serena y apacible tendrías si dejaras la solución de tus problemas al Dios de la providencia! Con un poco de aceite en la botija y un puñado de harina en la tinaja Elías sobrevivió al hambre, y tú harás lo mismo. Si Dios tiene cuidado de ti, ¿por qué necesitas estar siempre en angustiosa ansiedad? ¿Puedes confiar en Él para las necesidades de tu alma y no puedes hacerlo propio para las necesidades de tu cuerpo? Dios nunca ha rehusado llevar tus cargas, ni tampoco ha desfallecido bajo el peso de las mismas. Ven, entonces alma, abandona ese molesto cuidado y deja todas tus preocupaciones en manos del Dios de la gracia.

C. H. Spurgeon.

Lecturas Matutinas: 365 Lecturas Diarias. 6 de enero.

Colección: Devocionales. Editorial Clie.

C.H.Spurgeon

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El verdadero motivo por el cual celebramos la Navidad. Nacimiento de Jesús. Lucas 2:1-20

Nacimiento de Jesús

  1.  Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado.

2. Este primer censo se hizo siendo Cirenio gobernador de Siria.

3. E iban todos para ser empadronados, cada uno a su ciudad.

4. Y José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David;

5. para ser empadronado con María su mujer, desposada con él, la cual estaba encinta.

6. Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento.

7. Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.

Los ángeles y los pastores.

8. Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño.

9. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor.

10. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo:

11. que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor.

12. Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre.

13. Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían:

14. !!Gloria a Dios en las alturas,
Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!

15. Sucedió que cuando los ángeles se fueron de ellos al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: Pasemos, pues, hasta Belén, y veamos esto que ha sucedido, y que el Señor nos ha manifestado.

16. Vinieron, pues, apresuradamente, y hallaron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre.

17. Y al verlo, dieron a conocer lo que se les había dicho acerca del niño.

18. Y todos los que oyeron, se maravillaron de lo que los pastores les decían.

19. Pero María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón.

20. Y volvieron los pastores glorificando y alabando a Dios por todas las cosas que habían oído y visto, como se les había dicho.

nacimiento-de-jesus

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Anuncio

Les informamos que con motivo de las vacaciones navideñas, los días 25 de Diciembre de 2016 y 1 de Enero de 2017 no habrá Escuela Dominical para niños. Las demás actividades no sufrirán variación.

Un cordial saludo.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cita

frase-spurgeon

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Horario

Les informamos que a partir del mes de noviembre volvemos a nuestro horario y reuniones habituales, las cuales son las siguientes:

Domingo.

Escuela Dominical para niños: 11:00

Culto de Santa Cena: 12:00

Miércoles.

Estudio Bíblico y Oración: 20:00

Segundo y cuarto lunes de cada mes.

Estudio Bíblico: 11:00

Esperamos verles.

Que el Señor les bendiga.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cambios en el horario

Les informamos que los Estudios Bíblicos de los miércoles desde el 28 de septiembre hasta el 26 de octubre, ambos inclusive, quedarán suspendidos.

Dichos Estudios Bíblicos se reanudarán desde el primer miércoles del mes de noviembre, día 2.

Disculpen las molestias.

Bendiciones.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Versículo para hoy

Éxodo 20.12

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Pasajes de la Biblia sobre Cómo buscar la ayuda de Dios. 2ª parte

Salmo 119:169-176

Tau

169. Llegue mi clamor delante de ti, oh Jehová;
    Dame entendimiento conforme a tu palabra.

170. Llegue mi oración delante de ti;
Líbrame conforme a tu dicho.

171. Mis labios rebosarán alabanza
Cuando me enseñes tus estatutos.

172. Hablará mi lengua tus dichos,
Porque todos tus mandamientos son justicia.

173. Esté tu mano pronta para socorrerme,
Porque tus mandamientos he escogido.

174. He deseado tu salvación, oh Jehová,
Y tu ley es mi delicia.

175. Viva mi alma y te alabe,
Y tus juicios me ayuden.

176. Yo anduve errante como oveja extraviada; busca a tu siervo,
Porque no me he olvidado de tus mandamientos.

Salmo 121. Jehová es tu guardador.

1.Alzaré mis ojos a los montes;
    ¿De dónde vendrá mi socorro?

2.Mi socorro viene de Jehová,
Que hizo los cielos y la tierra.

3.No dará tu pie al resbaladero,
Ni se dormirá el que te guarda.

4.He aquí, no se adormecerá ni dormirá
El que guarda a Israel.

5.Jehová es tu guardador;
Jehová es tu sombra a tu mano derecha.

6.El sol no te fatigará de día,
Ni la luna de noche.

7.Jehová te guardará de todo mal;
El guardará tu alma.

Jehová guardará tu salida y tu entrada
Desde ahora y para siempre.

Salmo 130. Esperanza en que Jehová dará redención.

1.De lo profundo, oh Jehová, a ti clamo.

2.Señor, oye mi voz;
Estén atentos tus oídos
A la voz de mi súplica.

3.JAH, si mirares a los pecados,
¿Quién, oh Señor, podrá mantenerse?

4.Pero en ti hay perdón,
Para que seas reverenciado.

5.Esperé yo a Jehová, esperó mi alma;
En su palabra he esperado.

6.Mi alma espera a Jehová
Más que los centinelas a la mañana,
Más que los vigilantes a la mañana.

7.Espere Israel a Jehová,
Porque en Jehová hay misericordia,
Y abundante redención con él;

8.Y él redimirá a Israel
De todos sus pecados.

San Mateo 7:7-12. La oración, y la regla de oro.

7. Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.

8. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

9. ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra?

10. ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente?

11. Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?

12. Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.

enfermedad-terminal

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Pasajes de la Biblia sobre Cómo buscar la ayuda de Dios. 1ª Parte

Salmo 5. Plegaria pidiendo protección

Al músico principal; sobre Nehilot. Salmo de David.

1. Escucha, oh Jehová, mis palabras;
    Considera mi gemir.

2. Está atento a la voz de mi clamor, Rey mío y Dios mío,
Porque a ti oraré.

3. Oh Jehová, de mañana oirás mi voz;
De mañana me presentaré delante de ti, y esperaré.

4. Porque tú no eres un Dios que se complace en la maldad;
El malo no habitará junto a ti.

5. Los insensatos no estarán delante de tus ojos;
Aborreces a todos los que hacen iniquidad.

6. Destruirás a los que hablan mentira;
Al hombre sanguinario y engañador abominará Jehová.

7. Mas yo por la abundancia de tu misericordia entraré en tu casa;
Adoraré hacia tu santo templo en tu temor.

8. Guíame, Jehová, en tu justicia, a causa de mis enemigos;
Endereza delante de mí tu camino.

9. Porque en la boca de ellos no hay sinceridad;
Sus entrañas son maldad,
Sepulcro abierto es su garganta,
Con su lengua hablan lisonjas.

10. Castígalos, oh Dios;
Caigan por sus mismos consejos;
Por la multitud de sus transgresiones échalos fuera,
Porque se rebelaron contra ti.

11. Pero alégrense todos los que en ti confían;
Den voces de júbilo para siempre, porque tú los defiendes;
En ti se regocijen los que aman tu nombre.

12. Porque tú, oh Jehová, bendecirás al justo;
Como con un escudo lo rodearás de tu favor

Salmo 57. Plegaria pidiendo ser librado de los perseguidores.

1.Ten misericordia de mí, oh Dios, ten misericordia de mí;
Porque en ti ha confiado mi alma,
Y en la sombra de tus alas me ampararé
Hasta que pasen los quebrantos.

2. Clamaré al Dios Altísimo,
Al Dios que me favorece.

3. El enviará desde los cielos, y me salvará
De la infamia del que me acosa; Selah
Dios enviará su misericordia y su verdad.

4. Mi vida está entre leones;
Estoy echado entre hijos de hombres que vomitan llamas;
Sus dientes son lanzas y saetas,
Y su lengua espada aguda.

5. Exaltado seas sobre los cielos, oh Dios;
Sobre toda la tierra sea tu gloria.

6. Red han armado a mis pasos;
Se ha abatido mi alma;
Hoyo han cavado delante de mí;
En medio de él han caído ellos mismos. Selah

7. Pronto está mi corazón, oh Dios, mi corazón está dispuesto;
Cantaré, y trovaré salmos.

8. Despierta, alma mía; despierta, salterio y arpa;
Me levantaré de mañana.

9. Te alabaré entre los pueblos, oh Señor;
Cantaré de ti entre las naciones.

10. Porque grande es hasta los cielos tu misericordia,
Y hasta las nubes tu verdad.

11. Exaltado seas sobre los cielos, oh Dios;
Sobre toda la tierra sea tu gloria.

Salmo 86. Oración pidiendo la continuada misericordia de Dios

Oración de David.

1.Inclina, oh Jehová, tu oído, y escúchame,
    Porque estoy afligido y menesteroso.

2. Guarda mi alma, porque soy piadoso;
Salva tú, oh Dios mío, a tu siervo que en ti confía.

3. Ten misericordia de mí, oh Jehová;
Porque a ti clamo todo el día.

4. Alegra el alma de tu siervo,
Porque a ti, oh Señor, levanto mi alma.

5. Porque tú, Señor, eres bueno y perdonador,
Y grande en misericordia para con todos los que te invocan.

6. Escucha, oh Jehová, mi oración,
Y está atento a la voz de mis ruegos.

7. En el día de mi angustia te llamaré,
Porque tú me respondes.

8. Oh Señor, ninguno hay como tú entre los dioses,
Ni obras que igualen tus obras.

9. Todas las naciones que hiciste vendrán y adorarán delante de ti, Señor,
Y glorificarán tu nombre.

10. Porque tú eres grande, y hacedor de maravillas;
Sólo tú eres Dios.

11. Enséñame, oh Jehová, tu camino; caminaré yo en tu verdad;
Afirma mi corazón para que tema tu nombre.

12. Te alabaré, oh Jehová Dios mío, con todo mi corazón,
Y glorificaré tu nombre para siempre.

13. Porque tu misericordia es grande para conmigo,
Y has librado mi alma de las profundidades del Seol.

14. Oh Dios, los soberbios se levantaron contra mí,
Y conspiración de violentos ha buscado mi vida,
Y no te pusieron delante de sí.

15. Mas tú, Señor, Dios misericordioso y clemente,
Lento para la ira, y grande en misericordia y verdad,

16. Mírame, y ten misericordia de mí;
Da tu poder a tu siervo,
Y guarda al hijo de tu sierva.

17. Haz conmigo señal para bien,
Y véanla los que me aborrecen, y sean avergonzados;
Porque tú, Jehová, me ayudaste y me consolaste.

images

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario