“La Gloria de Dios”. John Piper. Devocional nº 4: ¿Cómo es una vida rescatada?

¿Cómo es una vida rescatada?

(Transcripción)

          He aquí donde nos quedamos: Dios nos creó para su gloria, y por tanto, nuestro deber y destino es vivir para su gloria. Segundo día: todos nosotros fallamos, sin excepción. Amamos la gloria de los hombres más que la gloria de Dios. Tercer día: Dios hizo algo con respecto a eso. Él no nos descartó simplemente, sino que envió a su Hijo al mundo para llevar nuestras fallas en vivir para su gloria, o sea, nuestro pecado, y para vindicar su propia gloria.

           Y ahora, estamos en el cuarto día: ¿Cómo vives en vista de esa salvación? Tú confías en Él, tú confías en Él. Somos justificados por la fe, independientemente de las obras de la ley. Depositamos nuestra fe en Jesús, quitamos nuestros ojos de todas nuestras fallas en vivir para su gloria y decimos: “Jesús, tú eres mi única esperanza” y confiamos en Él. Y entonces, analizamos el ejemplo de Abraham en Romanos 4:20, que dice que él “no dudó ni fue incrédulo… sino que fue fortalecido en su fe, dando gloria a Dios”, y aprendemos que confiar en Jesús es glorificar a Dios. Cuando tú te apegas a alguien como tu única esperanza, muestras que él es fuerte y que tú eres débil, que él es rico y que tú eres pobre. Entonces, queremos que Dios sea exhibido como grandioso y queremos vivir para su gloria, y ahora sabemos que fue confiando en sus promesas que Abraham glorificó a Dios.

           Y una cosa más. Cuando tú preguntas: “¿qué significa confiar en él? ¿Qué está en el centro y en la esencia de la confianza?”. Y aquí está una parte crucial: confiar en Dios es verlo como glorioso y estar satisfecho en Él. Entonces, vamos para 2ª Corintios 3:18: “todos nosotros, mirando a cara descubierta, contemplando la gloria del Señor, … somos transformados de gloria en gloria”.

          Entonces, es así como tu vida empieza a ser transformada. Eso se llama santificación. Siendo así, confiamos en Jesús, es decir, vemos, nos apegamos y valorizamos su gloria, y poco a poco, nos tornamos parecidos con lo que valorizamos, parecidos con lo que adoramos. Y ver la gloria de Jesús en la cruz salvándote, ver la gloria de Dios en la obra de salvación y a través de la obra de salvación, empieza a transformarte en un tipo de persona que ama la gloria de Dios más que cualquier otra cosa. Y eso, por lo tanto, te llevará a cortar las raíces del pecado, y te mantendrá en un camino de amor y santidad.

         Entonces, terminaremos mañana con la consumación de todas las cosas para la gloria de Dios. Pero hoy, medita en la gloria del Señor, apégate a su gloria, valorízala, para que seas progresivamente conformado a su imagen

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

“La Gloria de Dios”. John Piper. Devocional nº3: Jesús vino al mundo.

Jesús vino al mundo.

(Transcripción).

Hoy, pasamos al acto de Dios de salvarnos de la confusión en la cual nos metimos, por causa de nuestro caso de amor con la gloria de los hombres, en vez de la gloria de Dios.

Y 1ª Timoteo 1:15: “Esta afirmación es fiel y digna de toda aceptación: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar pecadores”, para salvar personas que lanzaron su gloria a la basura. Y establecemos la conexión de esta forma: 2ª Corintios 4:4, “El dios de este siglo”, que es Satanás, “cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no vean la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios”. ¡Entonces, aquí el evangelio es llamado “el evangelio de la gloria de Cristo”!

Entonces lo que ocurre es que Dios, al enviar a Cristo para morir en nuestro lugar, no apenas nos rescata de nuestra falla de vivir para su gloria; sino que en aquel exacto momento, Él está manifestando el ápice de su gloria. El más glorioso acto que Dios realizó o realizará jamás, es amarnos enviando a su Hijo para vindicar su gloria, para rescatarnos de nuestra falla de vivir para su gloria.

Permítame ofrecerle otro texto que nos expresa la belleza y la gloria de esa salvación: “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús. Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me libertó de la ley del pecado y de la muerte. Porque lo que era imposible para la ley, por estar debilitada por la carne, Dios lo hizo”, y aquí va: “Dios lo hizo, enviando a su propio Hijo, en semejanza de carne de pecado, y así condenó el pecado en la carne”. Ahora, ¿de quién era el pecado que Él condenó? Jesús no tenía pecado. ¡Fue el mío! Dios condenó mi pecado en la carne. ¿En la carne de quién? ¡No en la mía! ¡Mira, yo estoy sentado delante de ti, no estoy en el infierno! ¿Era la carne de quién? Era la carne de Jesús. Ese es uno de los pasajes más claros, Romanos 8:3 sobre el castigo dado por Dios a su propio Hijo, por amor a mí, para que mis pecados recibieran el debido castigo, su gloria fuese vindicada, y yo andase en alegría perpetua.

Entonces, contempla hoy la libertad que Dios te ofrece, mediante el perdón, mediante la justificación, y mediante la sustitución de su Hijo por ti. Para que todas tus fallas en vivir para la gloria de Dios puedan ser, y son, mediante la fe, perdonadas.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

“La Gloria de Dios”. John Piper. Devocional nº2: Nuestra falla en vivir de acuerdo con el propósito para el cual Dios nos creó.

Nuestra falla en vivir de acuerdo con el propósito para el cual Dios nos creó.

(Transcripción).

Ayer, hablamos de que Dios nos creó para su gloria, y tenemos, por tanto, el deber de vivir para su gloria.

Hoy avanzamos para la mala noticia, que está en Romanos 3:23: “Porque no hay diferencia, pues todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios”. Entonces, Pablo establece la conexión entre el pecado y la gloria de Dios, y él usa esa palabra “destituidos”, que significa literalmente que todos pecaron y carecen de la gloria de Dios, no tienen la gloria de Dios, y quiero cuestionar en qué sentido todos nosotros, pecadores, no tenemos la gloria de Dios. No pienso que se trata esencialmente del hecho de que no soy tan glorioso cuanto debería, algo como “yo no soy un dios, soy apenas un ser humano común”. Antes está ligado a Romanos 1:23, que dice: “ Diciéndose sabios, se hicieron locos y cambiaron la gloria del Dios inmortal por imágenes hechas según la semejanza del hombre mortal”, como la que vemos reflejada en el espejo – es así que me lo imagino.

Entonces, pienso que Romanos 3:23 es explicado por Romanos 1:23, y que la explicación fundamental es que a pesar de que nosotros fuimos hechos para amar la gloria de Dios, estar satisfechos con la gloria de Dios, reflejar la gloria de Dios, miramos para esta gloria y dijimos: “Creo que me gusta más mi imagen en el espejo que Dios, entonces voy a dedicar todo mi tiempo a mi perfeccionamiento, viviendo para mí mismo”. Esta es la esencia del pecado. Entonces, comprender la gloria de Dios como el objetivo de la creación, nos revela la seriedad de nuestro pecado. De hecho, si sigues la lectura de Romanos, hasta el capítulo 6: “Pues la paga del pecado es la muerte”, y esta muerte es eterna.

Entonces, te dejaré con la mala noticia de hoy. Yo sé que eso no es agradable, no nos gusta ir al trabajo o cuidar de nuestros negocios durante el día conviviendo con malas noticias, pero creo que usted puede percibir la solución para eso, porque Dios vendrá mañana; Pero, por ahora, vamos a ponderar a respecto de las diversas formas por las cuales hicimos ese cambio. Nosotros contemplamos la gloria de Dios – si vivimos de acuerdo con esta gloria y si amamos esta gloria – y entonces miramos para otras cosas y dijimos: “No, creo que prefiero otras cosas que la gloria de Dios”. Esa es la esencia del pecado, y ese es el motivo por el cual nosotros y el mundo estamos tan mal como estamos.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

“La Gloria de Dios”. John Piper. Devocional nº1: ¿Por qué Dios nos creó?

¿Por qué Dios nos creó?

(Transcripción)

Dios nos creó para Su Gloria. Esto está en Isaías 43:6-7. “Traed mis hijos de lejos, y mis hijas de las extremidades de la tierra, a todos los que… he creado para mi gloria”. Lo que no significa que Él nos creó para aumentar su gloria, sino para revelar y ofrecer Su gloria para nosotros como un regalo para nuestro deleite. Lo que significa, entonces, si vas a 1ª Corintios 10:31, un texto que mis padres siempre compartían conmigo cuando yo era un niño: “Johnny, sea que comas o que bebas o hagas cualquier otra cosa, hazlo todo para la Gloria de Dios”.

Entonces tenemos aquí su propósito: Dios nos creó para su gloria, o sea, para magnifica, revelar y exhibir su grandeza, y entonces Él nos dice: “Vivan de esa manera, vivan de manera que Dios sea engrandecido”. Entonces, tenemos el designio de Dios al crearnos para su gloria, y nuestro deber fluyendo de eso.

Entonces, la pregunta clave que podemos dejar para este primer día tal vez sea: ¿Cómo puedo ir al trabajo hoy?, ¿Cómo puedo cuidar mi casa hoy?, ¿Cómo puedo educar mis hijos hoy para la gloria de Dios?, ¿Cómo puedo comer pizza o tomar jugo de naranja para la gloria de Dios?”. Y la respuesta ciertamente sería que al confiar en Dios manifestamos que Él es confiable y cada aspecto de nuestras vidas estará entregado a Él hoy.

Somos apenas niños y Él es todo-suficiente, y cuando confiamos en Él, y mostramos que Él es grande, y Él te creó para disfrutar de esa gloria, y yo intento dejar eso claro en todo lo que digo, que Dios es más glorificado en ti cuando estás más satisfecho en Él. Entonces, pienso que tu mayor desafío hoy es estar lo más satisfecho posible en Dios. Entonces, este es mi desafío y mi oración por ti: Que Dios te permita ver que fuiste hecho para su gloria; que tu deber más profundo y fundamental es vivir una vida que glorifique a Dios, y que la forma fundamental para hacer eso es luchar por mayor satisfacción en su gloria, de modo que eso domine las otras satisfacciones pecaminosas.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Café, té y dulces. Martes a partir de las 11:00

Queridos hermanos y amigos.

Les informamos que los martes por la mañana a partir de las 11:00 estaremos en la iglesia por si desean hablar o realizar alguna consulta. Estaremos encantados de recibirles y también tendremos café, té y algunos dulces.

Bendiciones.

573x383xDSC_0266_phixr-573x383.jpg.pagespeed.ic.QjLamlpGi_

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cristo es el medio y el fin. Devocional por John Piper

Con Cristo he sido crucificado, y ya no soy yo el que vive, sino que Cristo vive en mí; y la vida que ahora vivo en la carne, la vivo por fe en el Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. (Gálatas 2:20)

¿Para qué creó Dios el universo y por qué lo está gobernando de la manera que lo hace? ¿Qué es lo que Dios está logrando? ¿Es Jesucristo un medio para este fin, o es el fin de este logro?

Jesucristo es la revelación suprema de Dios. Él es Dios en forma humana. Como tal, él es el fin, y no un medio.

La manifestación de la gloria de Dios es la razón de la existencia del universo. Es esto lo que Dios está logrando. Los cielos y la historia del mundo «declaran la gloria de Dios».

Sin embargo, Jesucristo fue enviado a hacer algo que debía hacerse. Él vino a remediar la caída del hombre. Vino a rescatar a los pecadores de la destrucción inevitable por su pecado. Los que sean rescatados verán y saborearán y reflejarán la gloria de Dios con gozo eterno.

Otros continuarán amontonando desdén hacia la gloria de Dios. Así que Jesucristo es el medio para lo que Dios quería lograr en la manifestación de su gloria para el regocijo de su pueblo.

Pero en ese logro en la cruz, al morir por los pecadores, Cristo revela de manera suprema el amor y la justicia del Padre. Esa fue la cumbre de la revelación de la gloria de Dios —la gloria de su gracia—.

Por lo tanto, en el preciso momento de su acto perfecto como medio para llevar a cabo el propósito de Dios, Jesús se convirtió en el fin de ese propósito. Al morir en el lugar de los pecadores y al resucitar por la vida de ellos, Cristo se convirtió en la revelación central y suprema de la gloria de Dios.

El Cristo crucificado es, por lo tanto, tanto el medio como el fin del propósito de Dios en el universo.

Sin su obra, el fin de revelar la plenitud de la gloria de Dios para el regocijo del pueblo de Dios no habría ocurrido.

Y en esa misma obra como medio, Cristo se convirtió en el fin —aquel que será por siempre el centro de nuestra adoración, mientras pasamos la eternidad viendo y saboreando más y más de lo que él reveló de Dios cuando se convirtió en maldición por nosotros—.

Jesús es el fin por el que el universo fue creado, y es el medio que hace posible que podamos gozar de ese fin.


Devocional tomado del articulo A Good Friday Meditation: Christ and the Meaning of the Universe”

http://www.desiringgod.org/articles/a-good-friday-meditationbrchrist-and-the-meaning-of-the-universe

By John Piper. © Desiring God Foundation. Source: desiringGod.org

Cristo es el medio y el fin

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Versículo para hoy.

1 Corintios 2.9

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Dios nunca ha rehusado llevar tus cargas. C.H. Spurgeon.

Él tiene cuidado de vosotros (1 Pedro 5:7).

La aflicción se mitiga al persuadirnos de que Dios cuida de nosotros. Cristiano, no deshonres tu profesión mostrando siempre un rostro que revela preocupación. Ven, echa tu carga sobre tu Señor. No tambalees más bajo un peso que tu Padre no sentiría si lo tuviese sobre Él. Lo que para ti es una carga aplastante, sería para Él como una imperceptible partícula de polvo sobre una balanza. ¡Oh hijo del sufrimiento!, sé paciente, Dios no te ha pasado por alto en su providencia. Él, que alimenta a las aves, te dará lo que necesitas. No desesperes, espera siempre. Toma las armas de la fe para hacer frente a cualquier tribulación, y así tu heroica resistencia podrá fin a tus dolores. Hay uno que sin cesar te cuida; su mirada está fija en ti; su corazón late de piedad por tu dolor, y su mano omnipotente te dará sin tardar la ayuda necesaria. Las más oscuras nubes derramarán lluvias de misericordia. Las más densa tinieblas darán lugar a una luminosa mañana. Si eres miembro de su familia, Él mismo vendará tus heridas y sanará tu quebrantado corazón. Que la tribulación no te haga dudar de su gracia, antes bien te haga comprender que Él te ama tanto en el tiempo de la bonanza como en el de la angustia ¡Qué vida serena y apacible tendrías si dejaras la solución de tus problemas al Dios de la providencia! Con un poco de aceite en la botija y un puñado de harina en la tinaja Elías sobrevivió al hambre, y tú harás lo mismo. Si Dios tiene cuidado de ti, ¿por qué necesitas estar siempre en angustiosa ansiedad? ¿Puedes confiar en Él para las necesidades de tu alma y no puedes hacerlo propio para las necesidades de tu cuerpo? Dios nunca ha rehusado llevar tus cargas, ni tampoco ha desfallecido bajo el peso de las mismas. Ven, entonces alma, abandona ese molesto cuidado y deja todas tus preocupaciones en manos del Dios de la gracia.

C. H. Spurgeon.

Lecturas Matutinas: 365 Lecturas Diarias. 6 de enero.

Colección: Devocionales. Editorial Clie.

C.H.Spurgeon

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El verdadero motivo por el cual celebramos la Navidad. Nacimiento de Jesús. Lucas 2:1-20

Nacimiento de Jesús

  1.  Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado.

2. Este primer censo se hizo siendo Cirenio gobernador de Siria.

3. E iban todos para ser empadronados, cada uno a su ciudad.

4. Y José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David;

5. para ser empadronado con María su mujer, desposada con él, la cual estaba encinta.

6. Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento.

7. Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.

Los ángeles y los pastores.

8. Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño.

9. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor.

10. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo:

11. que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor.

12. Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre.

13. Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían:

14. !!Gloria a Dios en las alturas,
Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!

15. Sucedió que cuando los ángeles se fueron de ellos al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: Pasemos, pues, hasta Belén, y veamos esto que ha sucedido, y que el Señor nos ha manifestado.

16. Vinieron, pues, apresuradamente, y hallaron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre.

17. Y al verlo, dieron a conocer lo que se les había dicho acerca del niño.

18. Y todos los que oyeron, se maravillaron de lo que los pastores les decían.

19. Pero María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón.

20. Y volvieron los pastores glorificando y alabando a Dios por todas las cosas que habían oído y visto, como se les había dicho.

nacimiento-de-jesus

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Anuncio

Les informamos que con motivo de las vacaciones navideñas, los días 25 de Diciembre de 2016 y 1 de Enero de 2017 no habrá Escuela Dominical para niños. Las demás actividades no sufrirán variación.

Un cordial saludo.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario